Las 5 disfunciones de un Equipo

El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia gana campeonatos. (Mickael Jordan)

 

Equipos disfuncionales

 

 

Los equipos pasan por diferentes procesos,  estados saludables o llenos de problemas. En ocaciones, los grupos sufren disfunciones que los hacen trabajar y comunicarse de forma poco efectiva y tóxica, lo que afectará a todos sus miembros. En “Las cinco disfunciones de un equipo” escrito por Patrick Lencioni, se nos habla de los cinco factores que debemos evaluar en un equipo poco efectivo para llevarlo a un nivel superior Pro Performance.

 

¿Cuáles son las cinco disfunciones de un equipo?

1.-AUSENCIA DE CONFIANZA. La confianza es el elemento principal que hace que las personas puedan interactuar entre ellas de forma real y efectiva.  El miedo a equivocarse es una de las primeras faltas de confianza, hay que entender que todos somos vulnerables y que es enriquecedor compartir las dudas y áreas de oportunidad con el equipo. En equipo se puede lograr la respuesta. Para ello, crear confianza es indispensable.

2.- TEMOR AL CONFLICTO. Si no hay confianza, aparece esta segunda disfunción,

en donde creamos un clima artificial de armonía. Dialogar con un espíritu abierto sin miedo a un posible conflicto, lejos de separarnos, nos consolida como equipo de trabajo para poder tomar decisiones y resolver problemas. El conflicto es fuente de salud y sabiduría y de futura cohesión para un equipo si sabemos gestionarlo.

3.- FALTA DE COMPROMISO. Como evitamos el conflicto a través de una armonía artificial y no debatimos de forma honesta, aparece esta tercera disfunción. Con ambigüedad es imposible asumir compromisos, no se toman decisiones y el trabajo en equipo se paraliza. Un equipo comprometido El compromiso requiere de claridad y respaldo. En los grandes equipos las decisiones son respaldadas por incluso aquellos que votaron en contra.

4.-EVITAR RESPONSABILIDADES. Al no estar comprometidos es fácil que no nos sintamos responsables. Los grandes equipos mejoran sus relaciones haciéndose responsables mutuamente y demostrando así que se respetan y que tienen grandes expectativas. Recordemos que un factor clave de los Equipos de Alto Rendimiento es la responsabilidad compartida.

5.-FALTA DE ORIENTACIÓN A LOS RESULTADOS. La peor disfunción de un equipo es la tendencia de sus miembros a preocuparse por todo, menos por los resultados colectivos del equipo. Un equipo Pro Performance de trabajo se caracteriza por la lucha por un objetivo común, olvidando intereses individuales y trabajando como un todo, de esa manera el equipo cumple sus objetivos y las personas también.

 

¿En qué se equivocan hoy las empresas?

En dedicar pocos recursos a desarrollar un capital humano que genere un ambiente de Confianza, capaz de navegar por el Conflicto entendiendo que somos personas con diferentes puntos de vista. De esta manera, las personas se vuelven más Comprometidas y Responsables al sentir que importan, por tanto, pueden orientarse hacia el Objetivo de la organización.

Los procesos de Coaching Pro Performance contribuyen al desarrollo de competencias de equipos en empresas que valoran su capital humano, para retener el talento, evitando el alto costo de búsqueda y reentrenamiento.